Pure de patatas

Cómo hacer los pures de patatas

Puré de patatas con queso

En mi casa, el puré de patatas se hace casero, nada de patata deshidratada para volverla a hidratar. ¡Y es que con esta receta me sale tan rico!

Debido a esto no lo hago tan a menudo como quisiera) por mi me podría pasar la semana comiendo este puré de patatas). Así que cuando lo hago, me esmero al máximo para que me salga genial.

Puré de patatas con queso

Estoy segura de que todos hemos tenido la experiencia de comer un puré de patatas gomoso y sin brillo. ¡Qué desperdicio de patatas y mantequilla!

Así que hoy quiero compartir mi receta de puré de patatas casero, junto con algunos consejos para que puedas hacer un puré de patatas mantecoso y suave en todo momento.

En primer lugar, hay que utilizar el tipo de patatas correcto. Yo utilizo una patata con almidón. Si usamos patatas con menos almidón, nuestro puré saldrá menos esponjoso.

Una vez que hayas pelado las patatas, no las dejes posadas en la encimera para que se pongan marrones, colócalas inmediatamente en agua para que no se oxiden.

Coloca las patatas en el agua fría ya que si lo haces en agua caliente, crea una cocción desigual. Añadir sal y ajo mientras las patatas se están cociendo es una gran manera de conseguir un sabor más pronunciado.

No sobre cuezas las patatas. En el momento en que estén tiernas y se corten fácilmente con un cuchillo, retira la olla del fuego y escúrrelas. Sino absorberán exceso de agua.

No sobre machaques las patatas. El almidón de las patatas es algo bueno, pero hará que las patatas se pongan gomosas si se les machaca hasta la muerte.

Añade los ingredientes templados, no añadas la mantequilla fría. Los ingredientes se mezclan mejor cuando están calientes o a temperatura ambiente por lo menos. Por eso me gusta calentar la nata y la mantequilla antes de verterlos en las patatas.

No hay porque añadirle queso al puré, pero ¿por qué no? El queso le aporta sabor al puré de patatas.

Gratinar o no gratinar, esa es la cuestión. Si tienes tiempo, gratina.

Ingredientes para 8 raciones:

  • 2,3 kilos de patatas
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 227 gramos de mantequilla sin sal
  • 120 ml de leche entera
  • 120 ml de nata para cocinar
  • 200 gr de queso rallado
  • Sal y pimienta
  • Un puñado de cebollino picado para adornar

Elaboración del puré de patatas con queso:

Saca los ingredientes fríos de la nevera a temperatura ambiente durante unos minutos.

Pela las patatas y córtalas en cuadrados pequeños. Añade las patatas cortadas y el ajo picado en una olla con agua fría.

Añade 1 cucharada de sal al agua y llévalo a ebullición. Cuando rompa a hervir, baja el fuego y deja que cueza a fuego lento durante unos 10-15 minutos, hasta que se puedan cortar fácilmente las patatas con un cuchillo de mantequilla.

Escurre las patatas y haz el puré inmediatamente. Esto lo puedes hacer con un machacador para patatas muy fácilmente.

Tritura las patatas hasta que estén casi completamente sin grumos. Coloca la mantequilla, la nata y la leche en un recipiente apto para microondas y caliéntalo para que se derrita la mantequilla.

Una vez que tengamos el puré, añadimos la mezcla de mantequilla y removemos todo para que se mezcle.

A continuación, agrega el queso, sal y pimienta al gusto. Sirve el puré de patatas así en caliente o introdúcelo en el horno para que se gratine un poco.

Si lo quieres hornear para tener una corteza super crujiente, precalienta el horno a 200 ºC. Espolvorea 50 gramos de queso por encima y gratínalo durante 15 minutos. Una vez fuera del horno, agrega cebollino picado y sirve en caliente.