Pure de patatas

Cómo hacer los pures de patatas

Puré de zanahoria y patata

A todo el mundo le gustan las patatas, pero se demonizan por ser un carbohidrato. Lo que muchos saben, es que a pesar de que contienen una gran cantidad de hidratos de carbono, también tienen una gran cantidad de cosas buenas, vitamina B6, B3, C, potasio, fibra ... y la lista continúa.

Lo que estoy tratando de decir, es que aunque no sea una buena idea comer una patata a diario, no hay absolutamente nada malo en hacerlo de vez en cuando.

Puré de zanahoria y patata

Y aún más si utilizamos una forma de cocinado en el que no aporte grasas, como este puré de zanahoria y patata.

Esta idea de juntar las patatas y las zanahorias surgió un buen día cuando a mi madre le dio por sustituir las patatas fritas por zanahorias fritas (que para ella era más saludable).

Después de cortar, picar y freír, el plato resulto todo un fracaso, pero a mi me gusto la combinación de zanahoria y patata.

Inmediatamente pensé en cómo podría combinar estos dos ingredientes sin freírlos. Y esto es lo que hice al día siguiente, un delicioso puré de zanahoria y patatas que nada tienen que envidiar al otro.

Tanto nos gusto en casa este nuevo invento, que cuando mi marido estuvo con las muelas del juicio y no podía masticar, se mantuvo a base de este puré durante 1 semana.

Es una buena manera darle una vuelta de tuerca a el puré de patatas normal añadiéndole sabor y color.

Las cantidades son para 4 raciones

Estos son los ingredientes que vas a necesitar:

  • 2 patatas grandes (peladas y picadas)
  • 6 zanahorias medianas (peladas y picadas)
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 60 ml de nata para cocinar
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de cilantro picado
  • 1 cucharadita de cebollino picado
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación de la receta paso a paso:

  1. Ponemos las patatas y las zanahorias en una olla y las cubrimos con agua fría. Dejamos que hierva, bajamos el fuego y que cuezan durante unos 15 - 20 minutos, hasta que las zanahorias y las patatas estén blandas.
  2. Escurrimos el agua y le añadimos el pimentón, el cilantro y el cebollino, la mantequilla y la nata.
  3. Lo machacamos todo con un machacador de patatas o un tenedor. Es importante hacerlo bien para que no queden grumos, pero no sobre machacarlo.
  4. Condimenta el puré con sal y pimienta al gusto y sírvelo inmediatamente cuando todavía esté caliente.